Ésta es una de las tecnologías llamadas a masificarse. Su uso indiscriminado, por parte de empresas y Estados, y sin regulaciones claras puede traer problemas de privacidad y derechos fundamentales para millones de personas.

El primer iPhone de Apple, revelado hace 10 años, dio pie a la era de los teléfonos inteligentes, con serias transformaciones en temas como interfaz de usuario, ecosistemas digitales y nuevas oportunidades económicas. El iPhone X, presentado esta semana en California, puede que termine por impulsar el auge del reconocimiento facial y la lectura de datos biométricos en todo el mundo.

Primero, hay que aclarar que el reconocimiento facial no es una tecnología nueva y podría argumentarse que las técnicas más básicas para esta tarea (análogas, podrían llamarse) datan de hace más de 100 años. Pero la entrada del computador y del análisis de datos en tiempo real mediante inteligencia artificial cambian por completo las reglas de juego.

De hecho, las lleva cambiando desde hace unos años. El reconocimiento facial ya es usado para un amplio rango de fines, y por un amplio espectro de actores. Hay sistemas que permiten detectar compradores frecuentes en un almacén, bien sea para comunicarles ofertas o monitorearlos, en caso de que sean ladrones. Se estima que el FBI tiene una base de datos con los rostros de la mitad de la población de Estados Unidos. Al menos una empresa china les vende software a las autoridades de este país para identificar cuando un peatón realiza un cruce indebido en la calle. Un sitio web en Rusia se dio a la tarea de publicar los rostros, con sus respectivos nombres, de los asistentes a manifestaciones a favor de opositores al presidente Vladimir Putin utilizando reconocimiento facial.

Ahora, las promesas más optimistas y benéficas detrás de esta tecnología giran alrededor de las posibilidades de tratamiento oportuno para varios problemas de salud, por ejemplo. También hay usos más banales: una aplicación permite capturar la foto de la cara de una persona y, con sólo el rostro, dar con el perfil del usuario en Vkontakte, una red social muy popular en Rusia. La probabilidad de éxito es del 70 %.

El problema con este último ejemplo es que esta es la misma aplicación que utilizaron los administradores del sitio web que identificó a los manifestantes opositores a Putin. Es decir, puede ser usada para tontear en internet o suprimir derechos fundamentales. (Vea "Así son los nuevos iPhone 8, iPhone X y Apple Watch")

Y aquí reside uno de los mayores riesgos, y miedos, alrededor de los sistemas de identificación biométrica, particularmente el reconocimiento facial: la pérdida de anonimato puede funcionar para conectar a dos amores en el vasto mundo de internet, identificar ladrones en un centro comercial, hinchas violentos en un estadio, pero también para ir en contra de libertades fundamentales de un ciudadano común y corriente.

El reconocimiento facial tiene ventajas, y peligros, por encima de otras lecturas biométricas, como la huella. Para comenzar, parece ser más seguro, o sea, más difícil de engañar. Apple asegura que la probabilidad de que un usuario se haga pasar por otro frente al iPhone X es de una en un millón.

A diferencia de la huella, la cara puede ser capturada por una cámara especializada en una multitud y a distancia, lo que, a todas luces, aumenta drásticamente la efectividad en la detección. Y esta ventaja competitiva es lo que ha animado a los dirigentes del fútbol en países como Alemania o Colombia para instalar estos sistemas en los estadios. Por ejemplo, las autoridades del Reino Unido usaron la tecnología en la pasada final de la Champions League, en Cardiff, Gales.

Y, aunque el propósito que anima estas inversiones parece deseable, expertos en seguridad digital y en privacidad señalan varios problemas, principalmente la vigilancia de estos datos.

En un mundo en el que son hackeados los sistemas de la CIA, la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, hospitales en Inglaterra o multinacionales como Sony, resulta sano asumir que la seguridad de la información está perpetuamente en riesgo. Esto resulta aún más cierto para un país como Colombia, en el que las autoridades han utilizado sus poderes para espiar e intervenir las comunicaciones (digitales y análogas) de opositores, periodistas y activistas. Las posibilidades de utilizar para mal los datos biométricos de una persona abren una puerta que, sin querer sonar grandilocuente, aterra.

Clare Garvie, junto con dos colegas de la Universidad de Georgetown, se dedicaron durante un año a analizar el impacto y los problemas posibles de esta tecnología en Estados Unidos y produjeron uno de los informes más completos sobre el tema, en el que dicen que “los beneficios del reconocimiento facial son reales. Ha sido usado para capturar criminales violentos y fugitivos (…). Este reporte quiere servir como un marco para reflexionar acerca de los riesgos que crea el reconocimiento facial”.

Algunos de estos riesgos son la confianza de la tecnología (la persona de la imagen sí es a quien se busca), la posibilidad de violar derechos fundamentales (como la libertad de expresión) y que no todos los sistemas y las técnicas de reconocimiento facial presentan los mismos problemas en su implementación. (Lea "La revolución del iPhone, 10 años después")

Una de las recomendaciones más urgentes que hacen es la necesidad de regular prontamente el uso de esta tecnología, no sólo por parte de las autoridades, sino también para los millones de aplicaciones comerciales que, con seguridad, vienen luego de la discusión sobre la seguridad en estadios y en las calles de todo el mundo. Por ejemplo, cosas como que estos datos son propiedad del usuario y su uso debe hacerse bajo su consentimiento.

La masificación de una tecnología a través de teléfonos celulares, como el iPhone, es un asunto que ya ha sucedido antes. Lo que no puede suceder esta vez es esperar a engendrar enormes problemas antes de solucionarlos, pues, en últimas, lo que está en juego es uno de los rasgos más íntimos y personales como el rostro.

(Fuente: El Espectador)

María Laura Quintero contó su historia a Vea, y la relacionó con lo insegura que era años atrás, por culpa del ‘bullying’ que padeció.

El matoneo contra la actriz —que interpreta a Nevis, la mamá del fallecido cantante  Kaleth Morales, en ‘Los Morales’— comenzó desde que estaba en el colegio.

Allí le tenían varios apodos, sobre todo, por el tamaño de sus ojos y porque organizaba eventos de la escuela, relató María Laura, por primera vez, a la revista, como se puede leer en la reciente edición impresa.

“Sufrí ‘bullying’ en mi niñez. Esto nunca se lo he contado a nadie, pero estuve frustrada por el tamaño de mis ojos. En el colegio me decían ‘ojo de vaca’, era impresionante, sentía el rechazo y siempre me acomplejé por eso. [Luego, en mi adolescencia,] me volví más activa, era la directora de la emisora, la que organizaba los actos cívicos, montaba las coreografía, estaba en todo lo que se refería a las artes. Entonces, mis compañeros me empezaron a decir ‘Lalalíder’, se ponían todos en fila en el salón y cantaban burlándose”, manifestó.

Por eso, según la actriz, cuando salió del colegio tuvo “una sensación de libertad”. Sin embargo, ese ‘bullying’ también desarrolló en ella una inseguridad que hizo que tardara varios años en saber qué quería hacer con su vida.

En ese tiempo, María Laura se fue para Estados Unidos y años después regresó a Colombia a estudiar gobierno y relaciones internacionales, pero estando en la universidad sufrió una depresión que afectó mucho su vida, expresó al medio:

“En octavo semestre sufrí depresión, no me encontraba conmigo misma, estaba pendiente de los demás, vivía la vida de otros, no sabía qué hacer y bajé 14 kilos”.

Así duró un tiempo hasta que, indicó ella: “Me di cuenta un día, cuando me iba a poner un jean que me gustaba y se me cayó. Ese fue el mensaje de Dios, ‘¿Qué estás haciendo con tu vida?’ […] El ‘bullying’ te hace una persona insegura y llena de miedos. Tenía 22 años y un día me paré de la cama y dije: ‘No más, no puedo estar viviendo la vida de otros, ¿qué es lo que quiero?, ¿qué haré por mí?’”.

En ese momento, “llegó la oportunidad del reinado [fue Señorita Cesar 2011], una escuela de seguridad, en la que entendí que todos somos diferentes y tenemos cualidades y defectos”, afirmó a Vea.

Después del reinado, María Laura entró al mundo de la actuación y participó en algunas producciones como ‘Rafael Orozco, el ídolo’, pero su mayor reconocimiento llegó este año, pues es una de las actrices principales de ‘Los Morales’, la novela más vista de la televisión colombiana, actualmente, y que llega a su final este lunes.

 

“Aprendí a amarme como soy, a respetarme, a no compararme. Entendí que cada uno tiene un propósito en la vida. Vas ganando seguridad en la medida en que cierras los oídos a los comentarios negativos y los abres con el corazón a Dios”, puntualizó.

(Fuente: Pulzo)

https://www.instagram.com/p/BWMCIEuAneA/?taken-by=marialauraqd

IPhone X, un móvil de mil dólares con reconocimiento facial y sin marcos.

  • El iPhone X cuenta con una pantalla OLED sin bordes, tecnologías de reconocimiento facial avanzado y una apuesta por la realidad aumentada
  • Viene acompañado del iPhone 8 y el iPhone 8 Plus, dos versiones más continuistas, pero con mejores cámaras
  • Así vivimos la presentación de Apple
  • Los 10 años del iPhone, teléfono a teléfono
  • También han anunciado un nuevo Apple Watch con conexión 4G y una nueva AppleTV con resolución 4K

Apple ha presentado en San Francisco sus nuevos teléfonos: el iPhone X, que pasa ser el móvil insignia para este año; el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus, dos versiones más continuistas en la línea de los anteriores lanzamientos.

Apple ha calificado el iPhone X (la 'X' se pronuncia 'ten', como diez en inglés) como "el futuro de los teléfonos inteligentes", pues integra tecnologías de realidad aumentada, cámaras de reconocimiento facial muy avanzadas, carga inalámbrica y un diseño con una pantalla OLED que ocupa todo el frontal, lo que elimina el lector de huellas dactilares y el botón de Home.

En cuanto a los iPhone 8, se trata de unas versiones más evolucionadas de los iPhone 7, aunque no por ello faltas de novedades: cuentan con la misma tecnología de realidad aumentada que su hermano mayor y también con su carga inalámbrica.

Pero antes de presentar los teléfonos, la conferencia comenzó con Tim Cook recordando a Steve Jobs, pues el auditorio en el que se presentaron los nuevos productos lleva su nombre. También tuvo unas palabras para hablar de los huracanes que han golpeado Florida durante la última semana y también para explicar qué es el Apple Park, sus nuevas oficinas que funcionan únicamente con energía renovable; y para hablar de la filosofía de las tiendas de Apple con ayuda de Angel Ahrendts, principal responsable de las Apple Stores.

La conferencia tardó un poquito en pasar a hablar de los productos, pero cuando lo hizo, Tim Cook y el resto de ejecutivos de Apple no pararon de anunciar novedades.

El iPhone X

Como cabía esperar, la gran estrella del evento ha sido el iPhone X, que costará 1.159 euros. Es un teléfono con una gigantesca pantalla OLED que ocupa todo el frontal del teléfono, sin dejar espacio para nada más que las cámaras frontales y el altavoz superior. Está rodeada de un cuerpo de acero inoxidable y su pantalla es de 5,8 pulgadas con una resolución de 20146 x 1125 píxeles, HDR y sus colores están medidos con True Tone, la tecnología que ya usan en el iPad Pro.

Al carecer de un botón de Home, se inicia pulsando sobre la pantalla. Es un cambio muy importante en el iPhone X, pues iOS 11 también tiene que adaptarse a esta idea. Para ir al menú principal, por ejemplo, hay que hacer un gesto de la parte inferior hacia arriba. Habrá muchos otros gestos de este estilo para la multitarea, Siri y otras operaciones.

El botón lateral, el que sirve para encenderlo, también activa Siri, si bien para desbloquearlo Apple ha creado un reconocimiento facial muy avanzado llamadoFaceID. Por lo general, la lectura de caras de los teléfonos no se ha considerado del todo segura, pues se puede burlar con fotografías en muchos casos, pero ese no parece ser el caso con el iPhone X, que permitirá usar la cara para Apple Pay. La compañía asegura que ni una reproducción profesional de una cara puede engañar a FaceID.

Habrá que probarlo primero, pero el uso de redes neuronales y 'Machine Learning' para identificar los rostros suena muy avanzado. Según Apple, esto no sería posible sin su nuevo chip, el A11 Bionic, que también forma parte del iPhone X.

Que un teléfono conozca nuestras caras es algo que puede ser un problema de seguridad, pero Apple asegura que no alberga estos datos biométricos en servidores, sino que está todo en el propio teléfono.

Estas cámaras frontales tan avanzadas para el reconocimiento facial también se van a usar para los animojis, la versión animada de los emojis que reconoce las caras de los usuarios para crear versiones animadas de, no es broma, la caca que sonríe. Es impresionante y algo que esperemos que Android imite cuanto antes, porque no está claro que vayan a ser compatibles fuera de iOS 11. Al menos han trabajado con Snapchat para el seguimiento facial con sus filtros y máscaras.

Las cámaras contarán con un nuevo modo retrato que mejora la iluminación de los rostros y la separa de la luz de los fondos, haciendo que el resultado sea más parecido al de una cámara profesional. Habrá distintos efectos de luz, que no son filtros según Apple, sino un análisis de la luz del ambiente.

En cuanto a la captura de vídeo, los iPhone 8 pueden grabar mejor gracias a un análisis del movimiento de lo que ve. Sus vídeos llegarán a los 4K a 60fps, pero también podrán grabarse en 1080p y 240fps. Esto servirá para hacer vídeos en cámara lenta mucho más fluidos.

Por último, sus cámaras están preparadas para la realidad aumentada: hay más giroscopios, un mejor rendimiento en luz baja, un seguimiento más avanzado del movimiento... En resumen, con ayuda del nuevo procesador A11 Bionic, el teléfono está pensado para aprovechar el ARKit (el conjunto de herramientas para desarrollar en esta tecnología que Apple lanzó en marzo).

El uso de la realidad aumentada en videojuegos fue el más espectacular de todo, pues los juegos analizan el espacio que tienen delante con las cámaras y colocan escenarios y enemigos sobre él. Al estilo de Pokémon Go, pero mucho más completo y con juegos más ambiciosos y con más elementos en pantalla.

En cuanto a sus cámaras traseras, tendrá con lentes más luminosas y zoom óptico. Sin embargo, también cuentan con nuevos sistemas de estabilización de la lente y un flash más luminoso. La tecnología para conseguir retratos mejor iluminados también está en el iPhone X.

Apple ha anunciado también un cargador propio para sus dispositivos, pues el iPhone X contará con esta tecnología. Se llamará AirPower y también servirá con otros dispoitivos, como el Apple Watch o los AirPods.

En cuanto a su precio, lo esperado: costará 1159 euros en su versión de 64GB (habrá otras de 128GB y 256GB) y se lanzará el 3 de noviembre, pero se podrá reservar en tiendas de Apple desde el 27 de octubre.

El iPhone 8

Aunque la atención haya ido al nuevo miembro de la familia, no hay que menospreciar los iPhone 8 y iPhone 8 Plus. Llegarán en cuatro colores, negro, plata y oro y estarán hecho de un duro cristal que, según Apple, deberían aguantar golpes sin problemas, así como el agua y el polvo.

A su vez, cuentan con una pantalla con True Tone (como el nuevo iPad Pro), aunque en los tamaños que ya conocemos: 4,7 pulgadas y 5,5 pulgadas. También tendrán dos altavoces, uno arriba y otro abajo, para hacer un sonido estéreo.

En su interior, el chip, el A11 Bionic. Es la CPU más potente de un iPhone hasta el momento, con seis núcleos: dos de alta velocidad y cuatro de alta eficiencia. En otras palabras, funciona sobre cuatro procesadores cuando no hay mucha carga de trabajo y, cuando es necesaria más potencia, activa los otros dos más potentes. También se podrá cargar sin cables, siempre y cuando se tenga el accesorio correspondiente. No parece que vayan a vender ellos uno propio.

Apple ha presumido mucho de la potencia del dispositivo, tanto para juegos como para 'Machine Learning'. También ha destacado sus cámaras, que cuentan con un nuevo sensor de 12 megapíxeles más luminoso y con mejor tratamiento del color. El iPhone 8 Plus incluye una segunda cámara, con 12 megapíxeles también, pero con una opción para hacer zoom, como en su antecesor.

El iPhone 8 costará 809 euros y el iPhone 8 Plus costará 909 euros en sus modelos de 64 GB y estarán disponibles desde el 22 de septiembre. También habrá una opción de 128 GB, que no ha sido detallada en precio.

El nuevo Apple Watch

Pese a no ser un éxito absoluto, el Apple Watch sigue siendo smartwatch más vendido del mundo y ha crecido en ventas un 50% en el último año. Según Apple, es el reloj de pulsera más vendido del mundo, por encima de marcas tradicionales como Rolex u Omega.

El Apple Watch Series 3 incluye un procesador más potente, algo más de batería y, lo más importante, conexión LTE propia. Esto es, podrá funcionar sin un iPhone, recibir llamadas, conectarse a Internet, servir como GPS... Todo esto, sumado a las características que ya tenía como reloj deportivo y a la compatibilidad con los AirPods, los auriculares blutooth de Apple. Así pues, se puede usar para hablar con Siri o para escuchar música o la radio.

Gracias a una nueva versión de su sistema operativo, WatchOS 4, también contará con desafíos y entrenamientos personalizados, un sistema de medición de pulsaciones más avanzado, que medirá incluso el corazón en reposo para hacer un seguimiento de la salud del usuario. De este modo, si alguien sufre de arritmia, el teléfono podría ayudar a un diagnóstico temprano.

A su vez, Apple ha mencionado las nuevas correas y sus alianzas estratégicas con Nike, para el empleo de la app Nike+; y con varios fabricantes de telas. El Apple Watch es casi un complemento de moda, de ahí que hagan tanto hincapié en estos detalles y también hayan ampliado su carísima versión en material cerámico, que ahora viene en blanco y en negro.

Se lanzará a partir del 22 de septiembre en España, pero sin la conexión a Internet. No está aún claro si esta versión llegará a nuestro país, pero sí lo hará en otros como EEUU o China. El precio, similar a los anteriores, 369 euros en la versión básica y 399 dólares en la versión con conectividad 4G.

Apple TV

Poco después de anunciar su reloj, Tim Cook anunció su nueva AppleTV 4K, que también contará con tecnología HDR (dentro de los dos estándares más habituales, Dolby Vision y HDR 10) para la reproducción de contenido. También es más potente y más rápida, y contará con el catálogo de Amazon, HBO y Netflix.

Se lanzará con novedades en la app de TV, su servicio de seguimiento de canales de televisión, que no llegará a todos los países donde se lance. España es uno de los que se pierde este servicio y otros, como las características especiales con canales deportivos que tiene en EEUU.

Entre el contenido que llegará a la AppleTV, hay un nuevo videojuego, desarrollado por thatgamecompany (cuyos juegos son considerados arte por el MOMA) y que se llamará Sky.

Se lanzará el 22 de septiembre por 199 euros en su versión de 32GB, pero hay otra de 64GB por 219 euros.

Las ausencias

Aunque muchos esperaban que la nueva AppleTV fuera, literalmente, una televisión hecha por Apple y con tecnologías avanzadas, al final no ha sido así. Lejos de ser una decepción, es una realización más de que Apple sigue concentrada en unos productos muy concretos y que no va a sacar los pies del tiesto. Aún.

La ausencia de unos nuevos AirPods, sin embargo, sí llama más la atención, puesto que se ha anunciado un nuevo teléfono y podrían perfectamente haber renovado un poco sus auriculares bluetooth para acompañarlos. Eso o, al menos, haber anunciado una versión en negro, como muchos esperaban.

Aún así, este evento de Apple ha sido uno de los más importantes en los últimos años, dado que han cambiado mucho el aspecto de su producto estrella. El iPhone X tendrá que luchar contra el icónico legado con las pantalla rodeada de dos bordes simétricos. Sin embargo, si todo lo enseñado por Apple cala en el público, es posible que esta nueva era del iPhone sin nada en el frontal salvo pantalla cale bastante rápido, incluso a pesar de ese elevado precio.

 

 

Las plataformas habilitaron varias funcionalidades para seguir el avance de este fenómeno.

Google, Facebook y Waze activaron diferentes soluciones para monitorear la evolución del huracán Irma, que ha dejado incontables daños en las islas del Caribe y que amenaza con golpear a República Dominicana, Haití, Cuba y Florida (EE. UU.). 
Un Mapa de Crisis, donaciones en línea, actualizaciones locales provenientes de diferentes fuentes de información y notificaciones en los dispositivos móviles cercanos al influjo del ciclón son algunas de las funcionalidades que ofrecerá Google y que estarán disponibles en Búsqueda y en Google Maps. 

La idea es "acercar información crítica acerca de la evolución de este huracán, así como acceso a recursos y donaciones en línea", aseguró la compañía en un comunicado. 

 

Los usuarios que se encuentren en lugares afectados pueden ingresar búsquedas sobre términos relevantes, como "huracán Irma" y en inglés "hurricane Irma", o bien buscando el nombre de los países o regiones por los que el ciclón sigue su avance. El Mapa de Crisis de Google provee también las últimas alertas para las áreas afectadas. 

Por otro lado, la aplicación de tráfico Waze brindará información acerca de refugios disponibles y cierres de carreteras. Mientras que Facebook activará el botón de ‘Estoy a salvo’ durante el paso del huracán para que los usuarios ubicados en la zona informen a sus contactos que están seguros. Igualmente podrán recibir notificaciones de otros amigos en el área que hagan uso de la función. La red social también habilitó un mapa en el que se muestra la ubicación de personas que solicitan y que ofrecen ayuda así como actualizaciones de información y publicaciones en tiempo real de otros usuarios. En este espacio Facebook muestra la lista de contactos que están en la zona y quienes han realizado anteriormente el reporte. 

Al hacer búsquedas en ciertos países, los usuarios podrán encontrar la opción de DONAR en Google. Este dinero se recoge a través del Center for Disaster Philanthropy, entidad encargada de identificar distintas organizaciones internacionales para poder dar una respuesta y ayuda efectiva a los países en crisis, según dijo el gigante. 

Quizá fue de los que tuvo su top 8 de amigos en My Space o, incluso, de esos que saca pecho porque su nombre estuvo en alguno. Tal vez se jacte de haber estado en hi5, esa red social en la que hizo sus primeras interacciones en redes. ¿Conoció su primera novia virtual allí?

Recordar esos tiempos es un tema recurrente entre amigos, los hace sentir como colonizadores de Internet. Y aunque no los haya vuelto a escuchar, porque después de ser muy famosos pasaron a un segundo plano, no desaparecieron: siguen en Internet, y hay quienes las usan.

Aunque ahora la mayoría de los usuarios que tuvieron esos sitios migraron a Instagram, Facebook y un poco menos a Snapchat –de esta última se apropió más la generación Z, los nacidos a partir de 1994–, eso no significó la muerte de My Space, hi5, o Badoo ni tampoco de otros servicios de mensajería como Latinchat.

Tampoco murió Fotolog, la red social más popular en Argentina en 2008; de hecho la compañía Hi-Media la compró recientemente por 90 millones de dólares.

Un recuento de estas redes sociales que parecían muertas, pero no lo están.

HI5

Ya no es tan fuerte como en sus inicios, hace 14 años, cuando llegó a tener 70 millones de usuarios diarios, a ser la segunda red social más usada –por debajo de My Space–, hasta que ambas fueron superadas por Facebook en 2008, según un informe de ComScore de esa época. Tres años después, en 2011, fue adquirida por la compañía Tagged y aún está disponible.

Todavía se sigue autodenominando “el mejor lugar para conocer gente nueva”, y en su aplicación móvil le permite registrarse con su usuario de Google y empezar a conocer personas al estilo Tinder. También tiene una opción para transmitir en vivo, a la vanguardia de las características de las redes sociales más usadas.

MY SPACE

Facebook fue la piedra en el zapato para esta red social, que vio cómo sus usuarios iban migrando de a poco al sitio de Mark Zuckerberg. En 2011 pasó a manos de Specific Media Group y del cantante Justin Timberlake, quienes la compraron por 35 millones de dólares; luego, en 2016, la adquirió Time Inc.

A 2015, según The Wall Street Journal, esta red tenía 50 millones de usuarios activos al mes. Desde su rediseño es usada como plataforma para promocionar artistas musicales. Además, cuenta con herramientas para crear y editar imágenes gifs y hacer transmisiones en vivo. Si olvidó su viejo usuario y contraseña puede ingresar por medio de Facebook o Twitter.

FOTOLOG

Después de comprar la red social, el director ejecutivo de Hi-Media, Cyril Zimmermann, le dijo a la revista Wired: “Creemos que la experticia y la experiencia del equipo que se une a nosotros nos permitirá reforzar y acelerar el desarrollo de nuestra división editorial”.

Fotolog, que fue creado y lanzado en 2002 por Adam Seifer y Scott Heiferman, permitía que los usuarios se comunicaran por medio de fotografías.

Después de que su supuesto cierre en 2016 conmocionara a los usuarios nostálgicos, se dió a conocer que en realidad ahora tiene 10 millones de cuentas activas y 15 millones de visitantes mensuales únicos. Fueron esas cifras las que no permitieron que fotolog llegara a su fin.

(Fuente: El Colombiano)

Arrancó septiembre. El noveno mes del año es tradicionalmente el mes del iPhone. Este año sería muy importante para la compañía, pues se cumplen 10 años de la primera versión del smartphone de Apple y veremos un nuevo iPhone, como mínimo.

Como informa The Verge, la compañía comenzó a enviar invitaciones a los diferentes medios a nivel mundial con el texto ‘Encontrémonos en nuestra casa’, como se puede ver en la siguiente imagen.

El evento se llevará a cabo a las 10:00 a.m. (12 m. hora de Colombia) en el Teatro Steve Jobs en Cupertino. La compañía ha decidido estrenar el auditorio de su nuevo campus para el gran lanzamiento.

Lo que veríamos en el evento del nuevo iPhone

Se espera que en este evento no solo sea anunciado el nuevo iPhone que hemos visto filtrado por ahí. También veríamos las versiones renovadas de los iPhone 7 y iPhone 7 Plus, que asumimos que se llamarán iPhone 7s y iPhone 7s Plus.

Además, el evento estaría lleno de otras novedades como la de un nuevo Apple Watch con conectividad LTE, un nuevo Apple TV con soporte para 4K y el nuevo software de la compañía.

Se espera que el nuevo iPhone 8 tenga una pantalla sin marcos Oled. Esta sería la primera vez que Apple usaría este tipo de pantallas. Estas se caracterizan por tener mayor contraste de colores y una mejor gestión del consumo de energía cuando se usan fondos negros.

Los cambios en el aspecto del frente del iPhone 8 implicarían también la eliminación del botón de home. Por lo tanto, la compañía hará uso de otras opciones para desbloqueo como el escaneo 3D de la cara de los usuarios.

Este nuevo iPhone también traería como novedad la carga inalámbrica. Esta tecnología llegaría por primera vez a un smartphone de Apple. Por el momento solo nos resta esperar para conocer todos los detalles de los nuevos productos de Apple. ¿Qué esperan para ese día?

(Fuente : enter.co)