La fecha Fifa terminó con triunfo 0-4 sobre China y revés con Corea ¿Qué dejan los juegos? Análisis.

1. Prudencia y mesura por la calidad de los rivales

Ni Corea del Sur fue Alemania cuando le gano a Colombia, ni Colombia es ahora Alemania por derrotar ayer a China. Ambos rivales son discretos. De los dos, mucho más hecho y táctico y con mejores individualidades Corea del Sur, que está clasificado al Mundial. La China eliminada de Rusia y que jugó el martes es un rival muy, pero muy menor: 57 en el escalafón de la Fifa. No atacó, pegó mucho y dio muchas facilidades defensivas, pues no presionó y sus funcionamientos de relevos y escalonamientos defensivos fueron pobres.

A pesar de esas realidades, hay otra más innegable: siempre es mejor jugar que no hacerlo y hay que jugar en las fechas habilitadas para eso. A pesar de la especulación previa de incluso no realizar estos dos partidos (la posibilidad la mencionó Ramón Jesurún en este diario), el técnico José Pékerman terminó rescatando la programación de estos dos juegos por ser contra selecciones asiáticas, rivales contra los que no se había enfrentado desde Japón, en el pasado Mundial de Brasil 2014. Sabiendo que China es un rival muy pero muy menor, Colombia debía golear, y goleó. El pez grande se come al chico...

2. La posesión de la pelota y las opciones de gol generadas
Como ha venido siendo una constante en el último tiempo de la Selección, el tener mayor posesión de balón contra Corea del Sur y China no le significó a Colombia ni aumentar su fútbol, ni tener mayor volumen de juego ni generar más opciones de gol. En el primer tiempo contra los surcoreanos, Colombia volvió a lucir confusa al no poder sobrepasar la doble línea de contención rival. Ni James ni Gío Moreno prendieron las luces para iluminar el camino ofensivo. 

Tenencia inútil de pelota con el marcador en contra. Ocurrió igual que en el primer tiempo contra China: Giovanni Moreno estuvo otra vez apagado, y la generación de opciones en los primeros 45 minutos fue pobre, no obstante la victoria parcial con gol de Felipe Pardo. Tenencia improductiva, sin intensidad ni productividad. No es la primera vez que ocurre con Colombia: tuvo menos la pelota en el 1-1 con Brasil, en la victoria 0-2 sobre Ecuador, en el 1-1 contra Perú...

3. Anotaciones puntuales de algunos jugadores utilizados

Castellanos se enredó en los dos goles de Corea, y Cuadrado tapó un remate y se resbaló en otro. Lerma podría dar una mano como lateral derecho, pero recuerden que China es muy pero muy liviano. Tesillo como marcador de punta fue una pesadilla contra Corea. Mateus Uribe sigue siendo más promesa que realidad y no puede jugar al tiempo con Aguilar. Carlos Sánchez se recontraconfirmó de titularazo.

Gío Moreno volvió a defraudar, y eso que conoce el medio chino. Mal. Felipe Pardo fue alegre contra China (jugó bien, cierto), pero ¿le sacó la suplencia de Juan Guillermo Cuadrado a Yimmi Chará? Duván Zapata no pesó. Le fue mal. Bacca y Borja se reportaron con goles, y para eso son los ‘9’. Capítulo especial para Edwin Cardona, quien no jugó contra China en medio del malestar asiático por su gesto de insulto racista a un rival coreano. El volante puede ser sancionado con entre 3 y 5 partidos. Si así ocurre, su participación en el Mundial queda comprometida.

4. En busca de suplentes y segundos suplentes

Se recomprobó que en la Selección Colombia hay una ‘titular titular’ que se recita casi de memoria, y ese cuento de que se pueden tener dos y hasta tres formaciones se descarta otra vez. En los dos juegos, Colombia utilizó siete suplentes (Stefan Medina, Gío Moreno, Carlos Bacca, Miguel Borja y Wílmar Barrios, contando a dos centrales que sobrarán), cinco segundos suplentes (Leandro Castellanos, Duván Zapata, Carlos Bacca y Mateus Uribe), otros cinco posibles suplentes (William Tesillo, Jefferson Lerma, Felipe Pardo, José Fernando Cuadrado, Álvarez Balanta) y un debutante: Avilés Hurtado. La realización de estos dos partidos se justifica bajo la teoría de darles opción a jugadores para que sean alternativas y ampliar la carta de selección del entrenador.

5. Los segundos tiempos, mejores que los primeros

En esta pareja de partidos, Colombia jugó mejor los segundos tiempos que los primeros. En el primer juego, contra Corea, la explicación giró sobre la cantidad de pruebas realizadas por el DT en la formación, en la que, de entrada, solo ubicó a cuatro jugadores de peso, y los ensayos, como el de Tesillo como lateral zurdo y el de jugar sin Carlos Sánchez, sin volante de ‘marca marca’. Para ese segundo tiempo entraron Fabra, Carlos Sánchez y Cardona, y el equipo ganó peso. Fuente : El Tiempo.

Crisis Madrid: "El Madrid son resultados. Hemos encadenado una línea negativa en Champions y en Liga, pero tampoco hay que encender todas las alarmas. Hay que aprender y seguir mejorando. Nos hemos dejado puntos importantes pero queda mucho camino y nos iremos recuperando, de cara a gol estaremos más afortunados. No es un problema físico, los datos están ahí. Es cierto que hemos tenido lesiones que nos han impedido dosificar al equipo con Bale, Carvajal,... La falta de puntería tampoco se le puede achacar a ningún jugador, ya llegarán".

Cristiano Ronaldo, desesperado: "Que no celebre los goles de Isco.... a cada uno le puede gustar más o menos. Yo le conozco desde hace mucho y sé de su ambición y cómo se va más vinagre a casa. Que quizás no es lo mejor, puede ser. A algunos no nos gusta. A mí me da igual quien marque, como si sube Keylor y la enchufa. Pero es verdad que Cristiano tiene otro rol, otros objetivos como el Balón de Oro... pero nos da mucho y no nos podemos disgustar".

Más fuertes con Morata, James y Pepe: "No estoy de acuerdo con Cristiano con que la plantilla es menos fuerte, me parece una opinión ventajista, nadie pensó eso cuando ganamos las Supercopas, yo no echo de menos a nadie. Hemos ganado todo con los jugadores que tenemos. La plantilla ha cambiado, pero unos jugadores aportan unas cosas y otros otras".

Remontar al Barça en Liga: "Se puede remontar. Viendo cómo está la Liga y el nivel en los equipos que cada vez es mayor. Cada día cuesta más ganar a los equipos. Tenemos la esperanza de recortar puntos, recuperar esa fiabilidad. Hay que tener en cuenta también los dos partidos que tenemos con ellos, que son seis puntos".

Zidane como entrenador: "El talento que tenía como jugador lo ha mantenido como entrenador. Aprendió de Ancelotti a manejar el vesstuario y luego el tema de las rotaciones, que nadie confiaba en eso y le salió bien. Y también la cercanía que tiene con el jugador. El manejo de una plantillo a veces no es tanto a nivel táctico sino de vestuario. Cuando un entrenador te da, te ves en la obligación de darle.

Muchos líos en la Selección: "De todo se aprende. Pero ahora como capitán me toca ser responsable. Ser capitán es un orgullo y hay cosas que hay que tratar".

Camiseta de la polémica: "A mí me gusta. Después de todo lo que se ha hablado, la gente es libre de opinar, es respetable, pero por encima de todo la camiseta va enfocada a los resultados. Recuerdo una blanca muy chula, tuvimos dos malos resultados y se quitó del mercado. Buscamos colores con los que nos sentimos identificados. Mi color preferido es el morado, pero no la elegí yo (risas)".

También la de Pablo Iglesias: "Desde aquí le mandamos un saludo, es un fenómeno (risas). Es verdad que de lejos parece un pelín morada pero en la mano es totalmente azul oscuro. Que cada uno opine lo que quiera pero vamos a centrarnos en el Mundial. La situación de estos meses ha motivado la opinión de la gente, hay que confiar que nuestro país recupere su tranquilidad política y no mezclar el deporte y la política. La vida es muy corta y no hay que preocuparse de cosas que no tienen tanta importancia".

Reunión con los capitanes y el presidente de la Federación: "Nos reunimos para buscar el bien del fútbol español, que los que vengan puedan recoger lo que sembremos nosotros. Era una charla necesaria, en líneas generales todo muy bien. Todos con un buen objetivo y vamos a remar en la misma dirección".

Elecciones: "La opinión de cualquier jugador lo vemos bien, que hubiera una Junta y que saliera un Presidente para encontrar la estabilidad en nuestra Selección. A día de hoy, viendo la situación, Larrea tiene todo nuestro respeto y esperemos que lo haga de forma honesta y justa. Claramunt para mí es una gran amiga, intento apoyarle. En lo profesional Mariajo tendrá una opinión y la Federación otra, pero nosotros no entramos a eso".

Hierro: "Muy buen amigo. No nos lo han comunicado, algo hemos escuchado. Pero si es así, él sabe lo que el equipo necesita, estuvo aquí en una etapa muy buen y para coordinar la cantera nadie mejor que Fernando. Siempre lo he dicho, que para el Real Madrid sería un fichaje estrella".

Piqué muy callado: "Está muy tranquilo, no sabemos lo que le va a durar (risas). Sabe que cualquier cosa que diga se puede magnificar y no es cómodo. Viajar por toda España y que la afición tenga buen ambiente. Tenemos que hacer lo posible para que siga ese buen ambiente. La situación de los pitos era innecesaria, no es agradable. Tenemos que intentar evitar ese tipo de cosas. Piqué había hecho alguna declaración morbosa por la situación que se vivía y es mejor evitar esas cosas. Si podemos evitar política y deporte mejor para todos".

Lopetegui: "Muy bien, la Selección ha vuelto a recuperar ese dominio que teníamos antes. A nivel táctica hemos dado un paso adelante".

Mundial: "Hay equipo para ganarlo. Lo primero es estar convencido y pensar que se puede, hay que creer. Tenemos una Selección muy completa con jugadores jóvenes que ya están destacando y otros más veteranos que tenemos experiencia. Esa fusión puede ser muy buena".

La Interpol y las amenazas terroristas: "Cuando eres joven no te das cuenta pero con los años cuesta más irse de casa y hay que darle la importancia que tiene. Pero mejor no mezclar esas amenazas con el fútbol".

El colombiano habló luego de marcar su segundo gol con el Bayern, primero ante su hinchada.

El colombiano James Rodríguez, luego de su segundo gol con el Bayern Múnich en la Bundesliga, el primero frente a su hinchada, entregó declaraciones al Diario AS de España, en las que se refirió a: su proceso de adaptación en Alemania, su estadía en el club, y a su su relación con su nuevo entrenador Jupp Heynckes.

“Fue una sensación preciosa marcar mi primer gol jugando ante nuestra hinchada en el Allianz Arena. Pienso que jugamos un buen partido en general. Creamos buenas ocasiones contra el Leipzig y los tres puntos nunca estuvieron en peligro después de adelantarnos en el marcador”, dijo el jugador.

Sobre la adaptación a su nuevo equipo, el volante de la Selección Colombia habló de sus lesiones, pero a su vez se mostró conforme con su recuperación: “Sufrí unas molestias en la espalda antes de enfrentarnos al Leipzig en la Pokal el pasado miércoles, pero ahora vuelvo a estar en plena forma... La vida de aquí es completamente nueva para mí. También tengo que hacerme más al estilo de juego que propone el Bayern. Es algo que no cuaja de hoy a mañana, del frío ni hablar... Pero al final lo que importa aquí sigue siendo únicamente el fútbol, un deporte que es igual en todos los rincones del mundo. Hago lo que amo, con lo cual también soy feliz aquí", comentó.

En declaraciones recogidas por el periodista José Carlos Menzel, James reveló cómo es su relación con el nuevo técnico multicampeón, Jupp Heyckens: “Es un entrenador experimentado que transmite tranquilidad y serenidad. Se nota que ha vivido mucho a lo largo de su carrera como entrenador. Con él intento hacer las cosas igual que con el resto de entrenadores que tuve: empaparme de sus ideas, aprender de él y crecer como futbolista. Que hable español facilita las cosas muchísimo, obviamente”.

Además de hablar del su nuevo entrenador, agradeció el apoyo a Carlo Ancelotti, técnico que llevó a Rodríguez al Bayern: “Nadie se alegra por este tipo de cosas, pero desafortunadamente el fútbol es así de efímero. Todos los que nos movemos en este mundo tenemos que tenerlo en cuenta y asumirlo. Siempre hay que tener en cuenta que las cosas pueden cambiar de golpe. Solo puedo decir que le estoy muy agradecido a Carlo por todo lo que pude aprender con él”, aseguró.

Finalmente, el colombiano habló del aporte que su estilo de juego le puede dar al equipo: “No creo que mi posicionamiento vaya a cambiar mucho con el nuevo entrenador. Jugué de extremo ante el Leipzig, en algunas acciones interioricé para causar situaciones de peligro”.

(Fuente: El Tiempo)

 

Bale tiene como objetivo estar a disposición de Zidane para la final de Wembley, donde el Madrid se jugará el liderato de grupo en la Champions con el Tottenham el próximo 1 de noviembre. Para entonces se habrá cumplido algo más de un mes desde que el galés se lesionó, el plazo que se manejaba para que volviese a estar en condiciones de jugar. El '11' blanco es baja desde el pasado 26 de septiembre por "un edema sin rotura fibrilar en el sóleo de la pierna izquierda", según recogía el parte médico del Real Madrid.

Bale no pudo terminar el partido ante el Dortmund y desde entonces se ha perdido tres compromisos con el Real Madrid (Espanyol, Getafe y Tottenham) y los dos decisivos de su selección en los que estaba en juego la clasificación para un Mundial en el que finalmente no estará. El equipo vuelve hoy a los entrenamientos y se conocerán más novedades sobre la evolución de Bale y del resto de lesionados. Sin embargo, de cara al próximo enfrentamiento ante el Eibar en principio Zidane no va a recuperar a ninguno de los jugadores de baja: Bale, Kovacic y Carvajal

(Fuente: Marca)

Julio Comesaña y Óscar Quintabani analizan al volante que ven en Juventus y el de la Selección.

Juan Guillermo Cuadrado es un jugador que ha sido fundamental durante todo el ciclo de José Pékerman en la Selección Colombia. Su velocidad, gambeta, regate y habilidades técnicas con el balón lo han hecho uno de los fijos en las convocatorias y entre los once iniciales. Este jueves, contra Paraguay, está llamado a ser uno de los hombres importantes para que el equipo nacional logre la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

 
 

Cada semana llegan noticias desde Italia destacando las grandes actuaciones del colombiano con la Juventus. “Cuadrado es un jugador importante que me da calidad y cantidad. Es un jugador que la ‘Juve’ necesita mucho”, dijo en junio pasado el técnico del cuadro italiano, Massimiliano Allegri, para desmentir los rumores de una posible salida de Cuadrado a otro club.

Esa calidad de la que habla Allegri se demuestra en los datos del volante durante su estadía en la Juventus: 93 partidos, 5.882 minutos jugados, nueve goles y 21 asistencias. Así, se trata de un jugador importante en la zona de ataque que puede desequilibrar un partido en cualquier momento.

Todo ese buen rendimiento del que se habla cada ocho días en Italia es el que se espera de un jugador como Juan Guillermo Cuadrado; sin embargo, en los últimos partidos ha perdido esa chispa que caracteriza su juego. Así lo cree el técnico Óscar Héctor Quintabani quien dice: “Cuadrado en sus dos últimas presentaciones con la Selección no ha sido el mismo. No fue desequilibrante, no tuvo esa movilidad y velocidad que mostró en partidos anteriores”.En los últimos tres encuentros con Colombia (Ecuador, Venezuela y Brasil), el mediocampista no ha generado ni una sola ocasión de gol, y en el juego contra Brasil, apenas logró completar 18 pases.

Julio Comesaña, exdirector de desarrollo de la Selección Colombia y actual DT del Junior de Barranquilla, a pesar de que las cifras y el sentir de los seguidores del equipo nacional registran un declive del rendimiento de Cuadrado en el equipo, afirma que “a los jugadores no se les puede juzgar individualmente cuando el colectivo falla. Hay que analizar si por la banda de él se generó juego y si el funcionamiento del equipo fue acorde para explotar sus habilidades, porque si todo el equipo tuvo un mal partido, no hay que caerle a uno solo”.

Además, Comesaña señala: “En Juventus practica todos los días con los mismos compañeros, tiene muchísimo más tiempo para prepararse y destacarse en su posición, en la Selección los momentos son reducidos para acoplarse a la idea del entrenador”.

Más allá del carácter ofensivo de Cuadrado, su labor defensiva en la Juventus es muy destacada. En la temporada, cuando no jugaba Dani Alves, él debía ser el carrilero derecho en una defensa con tres centrales. Y cuando Allegri jugaba con cuatro atrás, Cuadrado era el interior derecho, por lo cual debía hacer desplazamientos largos por la banda derecha.

En la Selección, Cuadrado juega en la línea de tres que está delante de los dos volantes de marca, y allí se hace necesario que desequilibre adelante, pero que a la hora de defender baje y ayude. Las cero recuperaciones y cuatro entradas, en tres partidos, hablan de un rendimiento bajo a la hora de quitar el balón.

“Antes se veía un Cuadrado con más alegría por la banda, más libertad, sentía las funciones defensivas, sostenía el balón, pisaba el área en diagonales de afuera hacía adentro, pero ahora está un poco lejos desde el punto de vista individual con respecto a otros juegos donde sí se destacó”, asegura Quintabani.

Para el partido del próximo jueves, Colombia necesita al mejor Cuadrado. Al que corre, desequilibra, gambetea y marca. El mismo que en la eliminatoria pasada, precisamente contra Paraguay, saltó del banco de suplentes para iniciar el segundo tiempo y revolucionó un partido complicado, el cual, con dos goles de Falcao García, el equipo nacional ganó 2-0 en Barranquilla.

Alguna vez Allegri dijo que Cuadrado, en ocasiones, marcaba más diferencias entrando desde el banco de suplente que como titular. Sin embargo, un talento como el de él no se puede desperdiciar, y menos en un juego para la clasificación a un Mundial, pero sí se espera que la sola motivación del juego lleve a Juan Guillermo a sacar su mejor versión y lidere el ataque de Colombia.

(Fuente: El Tiempo)