mediambiente

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) anunció este domingo que incluyó al Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete en su lista de Patrimonio Mundial como sitio mixto. La decisión, que viene pocas semanas después de que se encontraran en dicho lugar más pinturas rupestres que datan de hace 19.500 años, fue celebrada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos.

“¡Gran noticia para Colombia! @UNESCO_es acaba de proclamar a Chiribiquete como patrimonio cultural y natural de la Humanidad. Mañana estaremos en el parque para ampliar y proteger aún más nuestra biodiversidad”, escribió en Twitter.

De hecho, como aseguró el mandatario, desde el viernes su oficina había anunciado que hoy se oficializará la ampliación del Parque de Chiribiquete en “1.486.676 hectáreas adicionales, que lo convierte en el área continental protegida más grande de Colombia, llegando a 4.268.095 hectáreas”.

Estos sucesos han generado celebración por parte de sectores ambientalistas del país y el globo. En diálogo con EL COLOMBIANO, el biólogo Edinson Muñoz, explicó su importancia: “con que el parque sea incluido en la lista de la Unesco, se avanza en la conservación de su riqueza biológica, teniendo en cuenta que está entre la Orinoquía y la Amazonia, es único. Eso por no hablar de su patrimonio arqueológico. Pero ahora por lo que hay que abogar es por fortalecer el sistema nacional de áreas protegidas, que está desfinanciado. La estrategia del Gobierno se había centrado más en la cooperación internacional. Hay que buscar la conectividad entre los distintos parques para proteger la biodiversidad y crear corredores. Eso puede favorecer una economía basada en la conservación”.

Juan Guillermo Páramo, director de la ONG AnimaNaturalis, coincidió: “el gesto de la Unesco significa que el Estado tiene que trabajar más en la protección de parques como este. Hay que destinar muchos más recursos y garantizar que si se va a hacer un turismo, sea uno responsable y ecológico. Esto cierra las puertas a que haya descaches en las licencias. Es un mandato internacional, un mensaje para los colombianos de valorar y cuidar lo que tenemos”. Fuente : El Colombiano.