tecnologia

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) le puso fin a los principios de neutralidad de la red en ese país. Sin ese conjunto de reglas, los proveedores de Internet (IPS) de Estados Unidos  tienen completa libertad de discriminar sitios web a su antojo. Es decir, pueden hacer que algunos sitios carguen más rápido que otros, bloquear algunos sitios o cobrar más por usar ciertos servicios en línea.

Las consecuencias de esta decisión, especialmente fuera de los Estados Unidos, son especulativas. Los operadores de Internet primero deben decidir qué hacer. Lo único que cambia con la nueva normatividad es que ahora los IPS tienen la libertad de hacer lo que más les convenga.

Operadores como Comcast aseguran que su servicio seguirá siendo el mismo. La compañía dice que no comenzará a cobrar de más ni a bloquear contenidos a su antojo. Pero otras empresas que pueden resultar afectadas no se dan por vencidas. Firmas como Netflix rechazan la decisión de la FCC y afirman que continuarán en una batalla legal por revivir a la neutralidad en al red.

En cuanto a las posibles consecuencias que tendría esta nueva normatividad de Estados Unidos sobre Colombia, tanto el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) como la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC ) afirman que la decisión de Estados Unidos no puede afectar en nada a los colombianos.

Especulaciones tempranas

Sin embargo, algunos analistas afirman que las implicaciones del fin de la neutralidad en la red afectarán también al resto del mundo. Se cree que al subir los precios de algunos servicios en ese país, inevitablemente también subirán en otros países donde también se usen esos servicios. Ese sería el caso de Netflix, si algún operador decir cobrarle un extra por permitir que sus contenidos carguen correctamente.

Respecto a este hecho, el ministro TIC, David Luna, aseguró ayer que la decisión de Estados Unidos no afectará de ninguna manera a los usuarios de Internet en Colombia. Luna explicó que el principio de neutralidad en la red está consagrado en la Ley colombiana. Resaltó que este principio solo se podría modificar por decisión del Congreso colombiano.

Ayer surgió en debates de análisis otra posible consecuencia. Se cree los como los servidores de Google, Facebook o Netflix vienen de Estados Unidos, si los operadores se ponen lentos en ese país, entonces también bajará su velocidad en los demás países donde llegan esos servicios. Sin embargo, Juan Manuel Wilches, director de la CRC afirmó que esto es falso. Así lo dijo en una entrevista con la W Radio.

¿Nos llegarán los servicios más lentos?

Según Wilches, los datos en la red que vienen de Estados Unidos o Europa salen como un ‘chorro’. Estas señales no pueden discriminar si los datos vienen de Netflix, de Google o de Amazon. De esta forma, los controles de velocidad de carga o bloqueos solo lo pueden hacer los operadores en la última milla hasta el usuario. Es decir, cuando ya está dentro del país de destino.

Si existe una discriminación a los usuarios, eso solo puede ocurrir dentro de las redes nacionales. Y esos controles solo suceden con el permiso del marco legal de ese país. Es por eso que Wilches asegura que el gobierno colombiano nos protege a todos y nos garantiza un Internet libre. Esto a pesar de la decisión de Estados Unidos.

El comisionado también explicó que nuestro Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos no hace ninguna diferencia. El TLC establece que Estados Unidos puede prestar sus servicios con la condición de que sea en igualdad de condiciones con las empresas con el país. Y esto siempre que esté bajo el marco legal colombiano. De ninguna manera el TLC exige que el marco legal de allá se tenga que aplicar acá. “Estados Unidos no nos puede exigir que hagamos el mismo acuerdo en Colombia”, dijo Wilches. Además, recalcó que en Colombia, el MinTIC puede sancionar a algún operador que no cumpla con la regulación nacional. Fuente : enter.co