La red social le avisará al usuario si su información fue compartida con la consultora.

Facebook anunció que fueron 87 millones de personas, la mayoría de EE. UU., cuya información fue accedida por la consultora Cambridge Analytica, lo que le suma 37 millones más que los datos calculados en las versiones iniciales sobre la polémica de la fuga de información.

Esta es la primera confirmación oficial de Facebook del posible alcance de la filtración de datos, en la que 270.000 personas descargaron una aplicación de cuestionario de personalidad e iniciaron sesión con sus cuentas personales, lo que llevó a que Cambridge Analytica obtuviera información sobre ellos y sus amigos.
"En total, creemos que la información de Facebook de hasta 87 millones de personas, la mayoría en Estados Unidos, puede haber sido compartida inapropiadamente con Cambridge Analytica", escribió el responsable tecnológico de la firma, Mike Schroepfer, en el apartado dedicado a los medios.
Schroepfer escribió un texto para detallar algunos cambios que hará Facebook para restringir la información a la que pueden acceder las aplicaciones de la red social, unos planes que adelantó hace dos semanas su fundador, Mark Zuckerberg, y que se desarrollarán durante los próximos meses.
Según el comunicado, a partir del 9 de abril, los usuarios de Facebook recibirán un aviso en sus feeds o cronología con un enlace que permite ver si es posible que su información se haya compartido de forma incorrecta con Cambridge Analytica, además de mostrar las apps en las que están activos y la información que han compartido con esas aplicaciones, además de tener la posibilidad de eliminar aplicaciones que ya no desean.
Los indicios de revelación al director general de perforación, Mark Zuckerberg, probablemente tendrán que explicarse cuando testifique sobre el asunto ante el Congreso la próxima semana. Fuente : El Tiempo

La compañía Kitty Hawk, de Larry Page (cofundador de Google), acaba de lanzar un taxi aéreo completamente autónomo en Nueva Zelanda. La empresa ha estado trabajando en una nave de este tipo desde 2010. Y el resultado es Cora, una especie de aeronave drone de dos puestos que despega y aterriza como un helicóptero, y que vuela hacia adelante como un avión, según reportó NewAtlas. 
 

El primer vuelo de prueba de estos taxis sucedió a finales de 2011. Pero se logró graduar la despegada vertical y el vuelo hacia al frente en 2014. En agosto del año pasado se hizo la primera prueba con humano en una nave concepto. Y unos meses después se alcanzó un acuerdo para el desarrollo y las pruebas del proyecto con el gobierno de Nueva Zelanda. A partir de ahí, los taxis voladores estuvieron listos para ser lanzados.

Ahora, Kitty Hawk lanzó oficialmente el proyecto Cora y comenzó su camino hacia la comercialización. A partir de ahora comenzarán las pruebas con personas y se espera tener el servicio listo en menos de tres años. La compañía dice que la intención detrás de los taxis es darle calidad de vida a las personas que se pasan horas en tráficos en las ciudades. Esto les daría la oportunidad de pasar más tiempo con sus familias y amigos.

Por ahora no se ha revelado en cuánto tiempo veremos las naves Cora volando por las ciudades. Pero la compañía dijo que solo se le venderán a operadores. Los particulares no podrán comprarlas para uso privado. Así, la idea es que los taxis sean accesibles para todos. Para este fin, se usará un software de conducción autónoma. Y tres computadores de vuelo independientes, que pueden suplir a los demás en caso de fallas.

Así funciona Cora

El despegue en vertical de Cora es posible gracias a sus 12 propulsores ubicados en las alas. Y la nave puede volar hacia el frente con la ayuda de un solo propulsor en la parte trasera. Cada uno de los rotores de las alas puede operar independientemente. Así que si uno falla, no tendrá un efecto adverso en la operación. En caso de que todo falle, se activará un paracaídas para hacer que la nave aterrice.

Kitty Hawk dice que Cora puede volar hasta 915 metros de altura. Además tiene un rango de distancia de hasta 100 kilómetros por carga, lo cual es suficiente para moverse en ciudades. Además dicen que es capaz de llegar a 180 kilómetros por hora.

Otras compañías como Airbus, Ehang y Uber también están desarrollando taxis voladores. Así que en pocos años tendremos los cielos llenos con naves que dejan pocas emisiones y no hacen trancones. ¿Buenas noticias, no? Fuente : enter.co

La compañía quiere atraer al creciente número de consumidores que anhelan los atributos de los llamados phablets, al tiempo que atiende a aquellos que buscan una versión más asequible. 

Apple Inc. se está preparando para lanzar este año un trío de nuevos teléfonos inteligentes: el iPhone más grande de la historia, un teléfono actualizado del mismo tamaño que el actual iPhone X y un modelo menos costoso con algunas de las funciones clave del teléfono principal.

Con la nueva alineación, Apple quiere atraer al creciente número de consumidores que anhelan los atributos de multitarea de los llamados phablets, al tiempo que atiende a aquellos que buscan una versión más asequible del iPhone X, según personas familiarizadas con los productos. 

 

Se espera que Apple, que ya está realizando pruebas de producción con los proveedores, anuncie los nuevos teléfonos este otoño boreal. Los planes aún podrían cambiar, dicen las personas, que solicitaron mantenerse en el anonimato para hablar sobre la planificación interna.

A pesar de meses de altas expectativas, el iPhone X no se ha vendido tan bien como se esperaba desde su debut el año pasado. Apple vendió 77,3 millones de iPhones en el último trimestre de 2017, por debajo de las proyecciones de los analistas de 80,2 millones de unidades. Algunos consumidores se decepcionaron por el alto precio de US$1.000 del iPhone X a pesar de que les gustaba el diseño, aunque querían algo más innovador que el más barato iPhone 8. Con su próxima alineación, Apple está buscando reactivar las ventas ofreciendo un modelo para todos.(También puede leer: Apple se disculpa por el "malentendido" de los iPhone ralentizados)

Una portavoz de Apple declinó comentar al respecto.

Con una pantalla de casi 6,5 pulgadas, el nuevo y gran teléfono de Apple será uno de los teléfonos inteligentes más grandes del mercado. Mientras que el cuerpo del teléfono será aproximadamente del mismo tamaño que el iPhone 8 Plus, la pantalla será aproximadamente una pulgada más grande gracias al diseño de borde a borde utilizado en el iPhone X. (Es poco probable que Apple se refiera al teléfono como un phablet, un término popularizado por Samsung).

La pantalla más grande debería atraer especialmente a los usuarios comerciales, permitiéndoles escribir correos electrónicos y administrar hojas de cálculo en una pantalla tan grande como una tableta pequeña. Como el iPhone 8 Plus, el nuevo teléfono probablemente habilitará modos de pantalla dividida para ciertas aplicaciones. Aún así, el teléfono más grande podría canibalizar las ventas del iPad, una categoría que recientemente comenzó a crecer de nuevo.

La decisión de Apple de construir también un teléfono más barato es un reconocimiento de que los actuales modelos de nivel de entrada 8 se parecen demasiado al iPhone 6 presentado en 2014. Con sus biseles gruesos y la falta de pantallas de borde a borde, parecen anticuados al lado del iPhone X y los últimos dispositivos de Samsung. El nuevo modelo contará con la misma pantalla de borde a borde del iPhone X y reconocimiento facial en lugar de un sensor de huellas dactilares.

Para mantener costos los costos, el teléfono más económico utilizará una tecnología de pantalla LCD similar al tipo empleado en el iPhone 8. También tendrá bordes de aluminio y un respaldo de vidrio como el iPhone 8, no el acero inoxidable más llamativo que se usa en el iPhone X. Fuente : El Espectador.

Un algoritmo permite analizar datos como la edad y la presión arterial de un paciente. 

Investigadores de Google y su filial de tecnología de la salud Verily desarrollaron un algoritmo, basado en aprendizaje automático, que permite analizar, a través de escaneos oculares, datos como la edad y la presión arterial de los pacientes y si son fumadores o no.

 

Esta información les permitiría a los médicos especialistas identificar el riesgo de sufrir un episodio cardíaco casi con la misma precisión que con una prueba de sangre, e incluso de una manera más rápida y sencilla. 

Las pruebas fueron aplicadas a cerca de 280.000 pacientes y los investigadores realizaron un análisis con la información de los escaneos oculares y datos médicos generales. 

Los detalles de la investigación fueron publicados en la revista Nature Biomedical Engineering. De acuerdo con los científicos los modelos de aprendizaje profundo también utilizaron características anatómicas, como el disco óptico o los vasos sanguíneos, para generar cada predicción. Precisamente el estudio de la pared interior posterior del ojo, que está llena de vasos sanguíneos, es lo que permite a los especialistas inferir más detalles sobre la salud de la persona. 

“Nuestros resultados indican que la aplicación del aprendizaje profundo a las imágenes del fondo de la retina puede usarse para predecir múltiples factores de riesgo cardiovascular. El hecho de que estos factores de riesgo sean componentes básicos utilizados en las calculadoras de eventos cardiovasculares múltiples indica que nuestro modelo puede potencialmente predecir el riesgo directamente”, señala la publicación.

De acuerdo con el estudio, los datos que resulten del análisis podrían proporcionar indicaciones de otros fenómenos patológicos que pueden estudiarse más a fondo. 

“Por ejemplo, nuestros resultados muestran fuertes diferencias de género en las fotografías del fondo de ojo y pueden ayudar a guiar la investigación básica que investiga las diferencias anatómicas o fisiológicas entre los ojos masculinos y femeninos. Del mismo modo, nuestros hallazgos pueden ayudar a la comunidad científica a avanzar en su comprensión de cómo los procesos de enfermedad cardiovascular o los factores de riesgo afectan la vasculatura retiniana o el disco óptico en los pacientes”, señala. Fuente: El Tiempo. 

Uber propuso a Waymo, la filial de Alphabet/Google especializada en tecnología para carros autónomos, el equivalente de 244,8 millones de dólares en acciones, lo que significa el 0,34% del valor total de la empresa, avaluada en 72.000 millones de dólares. 
El servicio de reserva de autos con chófer Uber y Waymo, la filial de Alphabet/Google especializada en tecnología para coches autónomos, llegaron a un acuerdo amistoso para poner fin al proceso por robo de tecnología que enfrentaba a ambas compañías. 

De manera inesperada, las dos empresas anunciaron este viernes un compromiso para poner fin a una demanda judicial que tenía en vilo desde principios de la semana a Silicon Valley y a la industria del automóvil, lanzados en una carrera para sacar a la carretera los coches autónomos antes de 2020. 

Según una fuente cercana al caso, Uber propuso a Waymo el equivalente de 244,8 millones de dólares en acciones, lo que significa el 0,34% del capital, sobre la base de un valor total de la empresa de 72.000 millones de dólares.

En un breve documento transmitido a un tribunal de San Francisco (California), las dos partes anunciaron haber llegado a un acuerdo "confidencial" que pone fin a las demandas que les llevaron a juicio.

Cada una de las partes se encargará de sus propios gastos jurídicos y de abogados, indica el documento.
Los términos del compromiso, que tiene lugar menos de una semana después del comienzo del proceso contra Travis Kalanick, fundador y ex propietario de Uber, no fueron desvelados.

Uber manifestó su "pesar" y se comprometió a utilizar solamente sus propias tecnologías en el desarrollo de su vehículo autónomo, en un momento en que la conducción autónoma se considera el Santo Grial en materia de transporte, con los principales fabricantes de automóviles y muchas empresas de tecnología embarcadas en una carrera por ser la primera en las rutas con autos sin conductor a gran escala.

Dara Khosrowshahi, presidente ejecutivo de Uber, cuyo nombramiento fue anunciado a finales de agosto, rechazó la idea de que los secretos hubieran sido transferidos de Waymo a Uber o que Uber hubiera utilizado información que pertenecía a Waymo.

"Estamos adoptando medidas con Waymo para asegurarnos de que solo nuestra Lidar (tecnología LiDAR, Light Detection And Ranging) y nuestros programas representen nuestro trabajo", declaró Khosrowshahi.

"Mi trabajo, como presidente de Uber, es fijar las grandes líneas para el futuro de la empresa: innovar e incrementar la responsabilidad, así como reconocer y corregir los errores del pasado", añadió el nuevo dirigente.

"Dicho esto, lamento las acciones que me han motivado a escribir esta carta", agregó Khosrowshahi, quien tomó las riendas de la compañía tiempo después de ocurrir el incidente en el centro de la disputa.

- Los sensores láser en el centro de la disputa-

Waymo presentó una demanda el año pasado a Uber, acusando a uno de sus ex ingenieros, Anthony Levandowski, de haber descargado a finales de 2015 miles de documentos confidenciales que contenían secretos comerciales relacionados con la conducción autónoma, antes de fundar su propia empresa, Otto, que luego fue comprada por Uber en 2016.

La filial de Google asegura que el grupo y su jefe habían amañado todo y que compraron Otto sabiendo que Levandowski tendría en su poder los secretos tecnológicos robados.

Waymo demandaba unos 2.000 millones de dólares a Uber y el fin de su programa de coches autónomos. "Consideramos que este acuerdo va a proteger la propiedad intelectual de Waymo", declaró el viernes un portavoz de la empresa. 

"Nos hemos comprometido a trabajar con Uber para asegurarnos de que cada compañía desarrolla su propia tecnología, lo que significa que ninguna información confidencial que pertenezca a Waymo será integrada en los programas de Uber", añadió.

En el centro de la disputa entre los dos gigantes se encuentran los sistemas LiDAR, unos sensores láser que permiten a un vehículo detectar otros coches, peatones u otros obstáculos a su alrededor.

En el proceso iniciado a comienzos de la semana, Waymo parecía partir con ventaja ya que el pasado mes de mayo un juez estadounidense había ordenado a Anthony Levandowski que devolviera a su antigua empresa los documentos confidenciales que se habría llevado al abandonar la sociedad. Fuente : El Espectador

En el CES 2018, el tema más importante de su conferencia principal fue precisamente Internet de las cosas. En su presentación, Samsung anunció sus planes de avanzar en la adopción del Internet de las cosas a través de una plataforma abierta, consistente e inteligente llamada SmartThings.

De acuerdo con HS Kim, presidente de la división de electrónica de consumo de Samsung, la compañía confía en que los temas asociados al Internet de las cosas sean tan fáciles como prender un interruptor. En la actualidad, mencionó, hay un ecosistema complejo y fragmentado que hace que la adopción sea difícil; por ello, se requiere un sistema que permita que todos los dispositivos se ‘hablen’ de manera coordinada entre sí.

Para ello, Samsung presentó SmartThings, un ecosistema abierto en el que se busca que interactúen múltiples equipos como televisores, electrodomésticos, teléfonos inteligentes y todo aparato que se conecte a la Red. Por ejemplo, la empresa ya está trabajando con organizaciones como Open Connectivity Foundation (OCF), la entidad que establece estándares de la industria más grande del mundo, para establecer protocolos comunes para la industria. A través de ella, Samsung ya recibió certificaciones que indican que productos como ARTIK, aires acondicionados y la línea de neveras Family Hub ya cuentan con lo necesario para funcionar en el mundo del Internet de las cosas.

La apuesta con SmartThings viene desde que Samsung, hace 3 años, comprara la compañía del mismo nombre como una apuesta para entrar con más fuerza en este mercado.

SmartThings: planes para el 2018

A partir de abril de año, Samsung unirá sus aplicaciones -entre las que se incluyen Samsung Connect, Smart Home, y Smart View- en una sola aplicación llamada SmartThings. Desde allí se podrán conectar y controlar todos los dispositivos habilitados con SmartThings directamente desde el teléfonos, televisor o incluso un automóvil.

Así mismo, Samsung comentó los planes que tiene con la compañía Harman (que compró hace un año) para crear innovación en el plano del Internet de las cosas en los carros. Por el lado de Harman, la empresa anunció Harman Ignite, la primera plataforma en la nube completamente integrada para desarrollar, administrar y operar aplicaciones dentro de los vehículos. A su vez, Samsung dijo que conectará Harman Ignite con SmartThings Cloud, con el fin de que los consumidores puedan llevar experiencias de este tipo a los carros.

Finalmente, la compañía coreana dijo que parte integral de su visión es conectar más dispositivos y hacerlos más inteligentes. De esta forma, mencionó que, en el 2018, algunas neveras y televisores inteligentes de la marca ya incorporarán el asistente personal Bixby. Así será posible controlarlos mediante comandos de voz. También Samsung incorporará un componente de seguridad, al añadir la tecnología Samsung Knox a televisores y electrodomésticos. Fuente : Enter