Con un conversatorio y un concierto, estos artistas de Venezuela y Colombia compartirán sus visiones y experiencias sobre la tradición que tienen los dos países, el de la música llanera.

 

¿Qué diferencias tiene el folclor llanero de Colombia y Venezuela ? ¿Cuáles son detalles que no se comparten estos dos países? Esas y otras preguntas serán respondidas en la Fiesta llanera, parranda y cantos de vaquería, un evento que consta de un conversatorio el 4 de abril y de un concierto al día siguiente, en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, cuando el arpista Carlos “Cuco” Rojas y la cantante Ana Veydó, integrantes de la agrupación colombiana Cimarrón, junto al venezolano Luis Silva, conocido como ‘el barinés de oro’, compartan sus conocimientos, producto de toda una vida dedicada a la investigación del folclor musical llanero.

 

El primer evento seré un conversatorio el 4 de abril a las 6:00 pm en el lobby del Teatro Jorge Eliécer Gaitán, un espacio que tradicionalmente ha albergado actividades académicas. Allí, los investigadores e intérpretes de la música llanera discutirán las diferencias y similitudes en el folclor de ambos países, en un evento titulado ‘Lo que nos une en la diferencia, joropo colombo venezolano’.

 

Luego, en la noche del 5 de abril, estos artistas pondrán en escena lo más representativo de la tradición llanera, clásicos y otras composiciones propias, algunos con el acompañamiento de la danza tradicional de los llanos.

Luis Silva llegará desde Venezuela para cantar ‘Cómo no voy a decirlo’, la canción que grabó en 1992 y lo catapultó al éxito. Con 37 años de carrera y más de veinte producciones, vuelve a Colombia para interpretar sus temas más reconocidos y dar el toque de la música llanera tradicional a esta velada.

 

Por su parte, Cimarrón presentará por primera vez en Colombia un espectáculo con el que ha recorrido los cinco continentes, en el que participarán los bailarines de joropo e improvisadores Jorge Armando Perille y Wileiner Rodríguez en una potente muestra folclórica. “Nuestras canciones muestran las diferentes manifestaciones de la música llanera. Es casi como una estilización del parrando, porque aunque tiene sus elementos, también tiene una estructura dramática”, explica Carlos “Cuco” Rojas.

 

Este evento hace parte de la franja Sabrosura del Teatro Jorge Eliécer Gaitán, un espacio de Instituto Distrital de las Artes – Idartes, de la Alcaldía de Bogotá, dedicado a todas las manifestaciones culturales nacionales, algunas de estas ya con raíces profundas en nuestra urbe, gracias a la oleada de migrantes que llegaron a Bogotá por diversas razones. La Sabrosura es amor, pasión, ganas, sabor, movimiento, calentura y todo ese sentir que nos hace colombianos.

 

Fuente: elespectador.com