Desde marzo de este año se empezó a diseñar un programa de desarrollo verde para construir conocimiento con respecto a la biodiversidad del departamento de Boyacá y mitigar el impacto ambiental de proyectos extrctivos en uno de los departamentos más amenazados por la extracción, y a la vez con mayor cantidad de páramo y alta montaña, lo que lo hace rico en agua, surcado por numerosos ríos, lagos y lagunas.

Desde el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTEI) del Sistema General de Regalías, se financiará con 15.000 millones tres de los ocho proyectos de Boyacá Bio:

La primera acción de Boyacá Bio es una expedición por 28 municipios para identificar a la biodiversidad del departamento. Estas expediciones ya se han hecho en cuatro ocasiones en el país. La última pasó por el municipio de Belén de los Andaquíes, en Caquetá, y publicó sus resultados hace poco. La Expedición BIO o recorridos científicos, estará a cargo del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt, en alianza con la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC, y estudiará la biodiversidad de varios ecosistemas.

La segunda acción es una convocatoria para que empresas participen en desarrollo sostenible.

La última es una convocatoria para grupos de investigación 5.000 millones de pesos para investigar sobre procesos y soluciones al cambio climático, manejo de recursos hídricos, conservación de biodiversida y negocios verdes,

Esta última pretende responder los vacíos de información que resultan de un país tan biodiverso como Colombia, con dificultades de acceso geográfico, económico y social a la investigación, bajo 3 ejes de desarrollo: variabilidad climática, conservación de ecosistemas estratégicos e información de los sistemas ecosistémicos de Boyacá, que son el páramo, bosque seco tropical, humedales, bosque andino y bosque húmedo tropical.

El conflicto armado que no permitía que los científicos llegaran a territorio a responder preguntas como ¿cuál es el estado actual del conocimiento de la biodiversidad en Boyacá?, ¿son conocidas todas las especies boyacenses y su rango de distribución?, ¿se entiende cómo estas operan en los ecosistemas, su función y su relación con los servicios eco sistémicos?.

De acuerdo con la revista Semana, si se tiene en cuenta que la Sentencia C-035 de 2016 de la Corte Constitucional prohibió las actividades mineras y agropecuarias en zonas de páramo, pero no tuvo en cuenta a los campesinos que obtenían su sustento de los cultivos o del ganado que se encuentran en ellas, la Convocatoria Innovación genera alternativas de crecimiento verde. Boyacá BIO busca brindar soluciones para hacer restauración y planear qué actividades económicas serían viables en las zonas de páramo.

Las convocatorias para estos tres programas estarán abiertas a partir de noviembre.

(Fuente: El Espectador)