La terminación del proyecto que ha sufrido varios retrasos conlleva a la disminución de costos de operación vehicular, al igual que los tiempos de viaje entre Cajamarca y Calarcá.

 

Los contratos para la culminación de las obras correspondientes a los tramos Tolima 1 y 2 del proyecto Cruce de la Cordillera Central o túnel de la Línea fueron adjudicados por el Instituto Nacional de Vías (Invías), anunció la entidad estatal en un comunicado.

 

Para la terminación de las obras del túnel de la Línea,  el Invías aseguró recursos adicionales por $620.000 millones, señaló recientemente la entidad.

 

De acuerdo con el informe presentado hoy, el Consorcio la Línea 042, quien presentó una propuesta económica por $143.192 millones es el adjudicatario de la licitación para la construcción de los túneles cortos, la vía a cielo abierto y los puentes en el sector comprendido entre el intercambiador Bermellón y el Túnel 16 (Km 38+815) – segunda calzada Tolima 1.

 

El alcance del contrato contempla la terminación de seis túneles, cuatro puentes, 3.3 kilómetros de segunda calzada y la atención de dos puntos críticos.

 

El director de Invías, Juan Esteban Gil Chavarría, señaló que dicho consorcio está conformado por Hidalgo e Hidalgo S.A. Sucursal Colombia con una participación de 25%, e Hidalgo e Hidalgo Colombia S.A.S con el 75% y tendrá un plazo de ejecución de 19 meses a partir de la expedición del acta de inicio.

 

El tramo Tolima 2, comprendido entre el túnel 16 (Km 38+945) y la llegada al municipio de Cajamarca, el contrato fue adjudicado a la firma Concay S.A que oferto por $160.387 millones.

Las obras a realizar en este tramo son la construcción de un túnel y dos puentes, culminación de ocho úneles, ocho puentes, 5.7 kilómetros de segunda calzada, y la atención de tres puntos críticos, explicó el funcionario.

 

Resaltó que la ejecución de estas obras traerá beneficios importantes, enmarcados en los pilares de Legalidad, Emprendimiento y Equidad.

Gil Chavarría resaltó que la terminación del proyecto Cruce de la Cordillera Central conlleva a la disminución de costos de operación vehicular, al igual que los tiempos de viaje (90 minutos en la carga y en 30 minutos para el tráfico liviano, entre Cajamarca y Calarcá), y la reducción de la accidentalidad hasta en un 75%.

 

La meta es que todo el conjunto de la obra, que contiene varias vías de doble calzada entre Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío) y unos 25 túneles, incluyendo el de La Línea, esté listo en diciembre de 2020, dijo el presidente Duque en enero durante la visita al sitio de la obra.

Las obras que concluirán el cruce de la Cordillera Central entre los departamentos del Tolima y Quindío, además de conectar el occidente del país con el centro, también traerán beneficios ambientales que se verán reflejados en disminución de emisiones de CO2, reducción de afectaciones en los acuíferos de la región, y el mejoramiento de las fuentes de agua, indicó el director Juan Esteban Gil Chavarría.

El viernes pasado se adjudicó al consorcio Vía Américas, integrado por Construcciones Colombianas OHL S.A.S con el 40 % de participación, Agrupación Guinovart Obras y Servicios Hispania S.A. Sucursal Colombia con el 30% y Alca Ingeniería S.A.S con el 30%, el contrato del tramo correspondiente al Quindío para la terminación de cinco túneles, seis puentes, 6.5 kilómetros de segunda calzada y la atención de cuatro puntos críticos.

 

“Esta es la gran obra del bicentenario de nuestro país (…) Este fue un proyecto que por años muchos consideraron imposible, que consideraron inviable hacer el cruce de la cordillera por muchas fallas y hemos demostrado que la ingeniería colombiana tiene la capacidad y el ingenio para lograr esta obra tan importante. Este proyecto tiene los recursos”, dijo Duque durante la visita a la obra. La obra terminada beneficiará a más de 400 municipios del país y es vital para la competitividad, la productividad, las importaciones, exportaciones, comercio y turismo, reseño el mandatario de los colombianos.

 

En julio de 2017, la Contraloría General había advertido que la terminación del túnel de La Línea se va a demorar más de lo previsto y su costo será más elevado que el presupuestado originalmente. En su momento recordó que originalmente se pactó un presupuesto de $629.000 millones aproximadamente y, a julio de 2017, ese valor se ubicaba en $1.27 billones.

 

La adjudicación de interventoría para los tres contratos de obra se llevará a cabo  mañana 28 de marzo a través de un concurso de méritos que adelanta la entidad estatal, precisa el comunicado de prensa.

Fuente:  elespectador.com