Música

Intérprete de varias canciones emblemáticas en el género vallenato, como es el caso de "Déjame entrar" y "La gota fría", Vives es uno de los personajes del año porque, según su colega Yatra, se ha encargado de promover lo bueno que tiene Colombia.

Carlos Vives, a la par de que creció amando el rock, amó también  las músicas terrígenas del Caribe. Tuvo la fortuna de que los cantos le llegaban a domicilio, en la viva voz de sus creadores, y de que su padre Luis Aurelio, de cuando en cuando, le encomendara  ser el lazarillo deLeandro Díaz, para evitar que el muchachito se escapara a jugar fútbol en Pescaíto. Y tuvo la fortuna de que a la jarana siguiente aparecieran los rapsodas con versos nuevos, como «La parrandita», de Leandro. La tiene tatuada en el alma. 

 Todas esas dichas las pudo revelar gracias a que la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata nombró este año la fiesta en su honor.  Se lo tomó a pecho desde  el día que lo notificaron, desde la mañana en que fue descubierto el afiche oficial y su imagen aparecía en escala de grises, preponderante sobre la gráfica de la evolución de la especie humana, desde el australopiteco hasta el acordeonista. Vives ha sido invitado de honor, pero más que todo, anfitrión.

A usanza de 1992,  cuando puso en revolución a los  puristas por introducir sonidos de gaita, batería y guitarra eléctrica al álbum Clásicos de la provincia, Vives rompió los esquemas en la apertura del festival con una evocativa representación teatral que pasó por distintos momentos de su vida y de la historia vallenata. Un encuentro de histriones, un viaje a la memoria con destellos y background. 

La meca de los cantos se dispuso para reconocer en Carlos Vives y en el rey Egidio al binomio que reforzó la exportación del vallenato, ya otros lo habían hecho. Pero este grupo musical demostró que los poemas y las crónicas de los grandes compositores sí podían volverse famosos allende de las fronteras. A su estilo, Vives sacó del anonimato a esos juglares fantásticos que todos han cantado, pero que muy pocos reconocen.

Este año Carlos Vives sumó un Grammy Latino más a su carrera musical por el álbum Vives donde participan varios artistas colombianos como Shakira, Sebastián Yatra y Cynthia Montaño. En 2018 el samario también salió de gira mundial por América Latina, Europa y Estados Unidos llevando su propuesta musical a diferentes rincones del globo. 

"Desde que Carlos comenzó ha tenido como misión difundir lo bueno que tiene Colombia", dice Sebastián Yatra.  Fuente : El Espectador