El anfibio de Bolivia abrió un perfil en Match.com para encontrar una hembra con la cual reproducirse. Su especie, la “Telmatobius yuracare”, está en amenaza de extinción. 

 

 

Parece que atrás quedaron los tiempos en que el amor era una cosa del destino y no tocaba acudir a las páginas de internet para encontrarlo. Incluso para los anfibios.

Romeo, una rana acuática de Sehuencas y que fue encontrada hace diez años por biólogos del Museo de Historia Natural Alcide d´Orbigny de Cochabamba, Bolivia, tuvo que abrir un perfil en la página de citas Match.com para encontrar una pareja. Un llamado con el que, además, busca preservar su especie.

“En cuanto a quién estoy buscando, no soy exigente. Solo necesito otra Sehuencas como yo. De lo contrario, toda mi existencia tal cual como la conocemos ha terminado (no es gran cosa). Entonces, si estás dispuesto a ayudar a un viejo Romeo a encontrar a su única Julieta, ¡dona para mi causa para que podamos salir y comenzar la búsqueda de mi única y verdadera unión!”, se puede leer en el perfil de Romeo.  

Y es que su especie, la Telmatobius yuracare, que vive en los arroyos de bosques nublados de Cochabamba y Santa Cruz, se encuentra en amenaza de extinción por pérdida de su hábitat natural. Razón por la que a Romeo se le ha dificultado tanto encontrar pareja.  

Por esto, después de ver cómo, insistentemente, Romeo hace llamados de apareamiento desde el tanque en donde vive, los científicos encargados de su cuidado decidieron que si él no había perdido la esperanza ellos tampoco.

 

Así fue cómo se aliaron con Match.com, la Global Wildlife Conservation y la Iniciativa Anfibios de Bolivia para lanzar una campaña con la que buscan recaudar unos 15.000 dólares hasta el 14 de febrero, Día de San Valentín. Con esta plata los científicos harán diez expediciones a los ríos y arroyos donde las ranas de agua Sehuencas se solían encontrar, para buscar individuos que les permitan establecer un programa de reproducción de esta especie.

Si está interesado en que Romeo encuentre su Julieta antes de San Valentin puede donar a esta causa en la página de Global Wildlife Conservation. Fuente : El Espectador